William Shakespeare

  •  0
El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.