Voltaire

  •  0
La religión mal entendida es una fiebre que puede terminar en delirio.