Voltaire

  •  0
El deseo de agradar es al espíritu lo que el adorno a la belleza.