Victor Hugo

  •  0
El trabajo endulza siempre la vida, pero los dulces no le gustan a todo el mundo.