Había un hombre tan gordo, tan gordo, que cuando aparecía en televisión salía en todos los canales.

Era un señor tan gordo tan gordo, que cuando se caía de la cama, se caía de los dos lados

Había una vez un tio tan gordo, tan gordo, que se tumbo a tomar el sol en la playa y los de Greenpeace se empeñaban en devolverle al mar.

Era tan gordo, tan gordo, que cuando se pesaba de la báscula salía una tarjeta que decía: «por favor, suban de uno en uno».

Era una pareja tan gorda, tan gorda, que se casaron en iglesias separadas.

Era un tipo tan flaco, tan flaco, que sus padres en lugar de ponerle Juan le pusieron "CasiJuan".

Era tan flaco, tan flaco, que no tenia dedo gordo.

Habia una chica tan flaca, tan flaca, que cuando estornudaba daba latigazos.

Sí, amigos, yo era tan feo, tan feo, que una vez me atropelló un auto... y quedé mejor.

Era una vez un hombre tan feo, tan feo, que cada vez que la gente lo miraba, él les daba las gracias.

Era tan feo, tan feo, que para poder jugar con el perro la mamá le amarraba un hueso en el cuello.

Este era un hombre tan feo, tan feo, que buscó en el diccionario la palabra feo, y salió su foto.

Era un niño tan feo, tan feo, que cuando nació, la mamá le dijo al papá: ¡Mira qué tesoro! y él respondió: ¡Sí, vamos a enterrarlo!

Era tan feo, tan feo, que cuando su mamá lo parió la policía la detuvo por arrojar escombros.

Era tan feo, tan feo, que se miró al espejo y se mató en defensa propia.

Era una iglesia tan grande, tan grande, que el cura tenía que repartir las hostias en moto.

Este era un hombre tan tacaño, tan tacaño, que soñó que se tomaba un café en un restaurante y se despertó para no pagarlo.

Era un hombre tan tacaño, tan tacaño, que cuando veía la misa por televisión y pasaban por la limosna cambiaba de canal.

Era un futbolista tan malo, tan malo, que la unica vez que metió un gol lo falló en la repetición.

Había una vez un albañil tan burro tan burro, que al acabar una pared no partía los ladrillos sino que los doblaba.

Era un tio tan burro, tan burro, que hacia faltas de ortografia al hablar.

Era tan lento, tan lento que corrió una carrera él solo y llegó el último.
Que buenas, tenias que ser chileno no mas!

(yo tambien)

ja ja ja
Había un tipo tan feo, tan feo que lo echaron de un concurso de feos por profesional