Poniendo los puntos sobres la íes podemos decir que uno de los temas más difíciles, sino el más difícil, para los estudiantes de español y para sus respectivos maestros, es el tema de ser y estar. Claro que para el hablante nativo del español es muy claro que se debe decir 'soy colombiana y no estoy colombiana', es más, si nunca se ha topado con un extranjero que le pregunte por qué soy y no estar, el nativo jamás se cuestionaría este asunto, utilizándolo automáticamente hasta el fin de sus días. Pero aquí estamos para complicarnos o más bien para tratar de simplificar y aclarar. Justamente de eso se trata este artículo que de seguro continuarás leyendo.

Entonces: ser o estar¿es esa la cuestión? ¿El tema pasa por oponer estos dos verbos para poder decidir cuál de ellos ha de usarse? Yo creo que más que oponerlos el maestro de español debe enseñarlos de una forma integradora.

En dos de mis artículos anteriores he expuesto cómo explico a mis estudiantes el verbo ser y cómo su compañero, el verbo estar. Sólo luego de realizar estas dos explicaciones, abordo la explicación del uso de estos dos verbos alternados. Estos tres temas juntos pueden llevar dos o tres clases y voy avanzando gradualmente. Entonces, los alumnos saben supuestamente cuándo se usa el verbo ser y cuáles son los usos de estar. Pero, como la vida, la gramática del español no sólo blanca y negra, sino que está llena de matices.

Y si de matices se trata, les cuento a los alumnos una historia: "el otro día estoy con mi amiga María (sólo utilizo el tiempo presente del indicativo, aunque haya ocurrido en el pasado, si es necesario hago una señal con la mano, marcando 'en el pasado'). Y yo le digo, María eres gorda. Y María se da media vuelta y se va y no me habla nunca más." Les pregunto a los alumnos, qué piensan, por qué creen que María está enojada. Muchas veces recibo como respuesta: "claro, le has dicho que es gorda." Y yo: "pero sólo quiero decirle que aumenta un poco de peso y se ve un poco más rellenita." A veces los alumnos, lo muy intuitivos, descubren mi truco o mi error en la frase. En el caso de que nadie capte el error, lo explico yo. Les explico que cuando digo: 'María eres gorda', la cualidad que le adjudico a María, es una cualidad que marca la naturaleza de su persona y no un estado actual, una situación excepcional.

Hagamos un poco de orden (y a esta altura es importante hacer orden también con los alumnos). Haciendo memoria, usamos el verbo ser para: Identificación, profesión, descripción, posesión, capacidad numérica, definición, tiempo (hora, fecha, día) y eventos. Usamos verbo estar: Ubicación (localización), estados de ánimo, estado (situación) de las personas y las cosas.

Cada verbo con su uso, pero sin embargo, vengo yo y los complico, puedo decir: "María es gorda y María está gorda", "Juan es borracho y Juan está borracho", "Beatriz es linda o está linda." ¡¿Por qué?! Preguntan los alumnos, ¿Por qué? Les pregunto yo a ellos, y entran en explicaciones filosóficas. Muchas veces, la mayoría, con ayuda de mi guía, llegan solos a una cercana respuesta.

Y lo que yo debo dejar bien claro es: Sólo cuando me refiero a los usos DESCRIPCIONES DEL SER y ESTADOS DE ÁNIMO O ESTADOS DE LAS COSAS Y PERSONAS DEL ESTAR, ocurre esta alternancia entre los dos verbos. En todo el resto de los usos, si hemos determinado que es un uso del verbo ser, así lo será. Nunca diré 'yo estoy abogado', porque las profesiones son con el verbo ser y punto. No hay discusión, como tampoco 'ella está mi madre', ni 'el estadio está para 50 mil persona.'

Esto debe quedar muy claro.

Pero ¿Por qué la alternancia? ¿Cuándo en el caso de descripciones o estados uso cada verbo? El verbo ser lo usaré si hablo de una cualidad intrínseca de la persona o de la cosa. 'María es linda', ella es linda por naturaleza. Si digo 'está linda' no es que sea fea, sino que hoy por alguna razón en especial, está más linda que nunca, porque se maquilló y se vistió linda para una fiesta, por ejemplo. Cuando uso el verbo estar, hablo de un estado irregular, diferente a su cualidad intrínseca. Piénselo, si digo que 'Juan es borracho' digo que tiene que ir a AA (alcohólicos anónimos). Pero si digo que 'está borracho', sólo digo que salió y tomó un par de cervezas demás y que mañana estará nuevamente sobrio, irá al trabajo y seguirá su vida normal. Así puedo explicar, o pedir que ellos expliquen con otros ejemplos como 'es enfermo o está enfermo', 'es nervioso o está nervioso', 'es sucio o está sucio' (con una persona), 'es feliz o está feliz'.

Lo importante es enfatizar la alternancia entre la cualidad intrínseca y su naturaleza con el estado excepcional. Recuerden: sólo en el uso de descripciones y estados.

Termino la explicación con este relato (que voy escribiendo en el pizarrón):

"Yo viajo mucho. Hoy viajo a Londres y les escribo un mail que dice: En Londres el cielo es gris (cualidad intrínseca del cielo en Londres). Mañana les escribo otro mail: Hoy es un día excepcional aquí, el cielo está azul. Como viajo mucho, después vuelo al Caribe y les escribo un mail que dice: El cielo en el Caribe es azul (nótese la cualidad intrínseca del cielo en el Caribe). Al otro día les escribo otro mail: Hoy es un día excepcional en el Caribe, el cielo está gris"

Con este ejemplo, logro mostrar bien que los dos colores pueden ir con el mismo sustantivo (el cielo) acompañado de cualquiera de los dos verbos. Todo depende de lo que quiero decir. En el carácter excepcional, agrego la palabra "hoy" justamente marcando este carácter irregular.

Créanme, los alumnos lo captan. Se seguirán confundiendo, pero captan la idea y a medida que pasa el tiempo, cometen menos y menos errores. Lo más importante es la actitud del maestro de español frente a este tema. Su dominio del tema y su exposición segura.

Claro que como otros temas, esta alternancia también tendrá sus excepciones y deberemos tratarla una por una. Por ejemplo, el famoso "está muerto" que tan nervioso pone a los alumnos. En unas primeras clases, si los alumnos lo descubren (sino recomiendo al maestro no nombrarlo, mantener a los alumnos alejados del muerto) sólo decir que es un irregular a esta regla y que en el futuro entenderemos el por qué. En la clase que explique el estado de resultado (ver explicación en el post del ver b), donde el 'estar muerto' es el resultado de la acción activa de morir. Sin ir más lejos, veremos que otros muchos estados, son simplemente eso, el resultado de una acción activa, cuya estructura es el verbo estar + participio (está cerrado, está roto…).

Hay también adjetivos que logran cambiar su sentido totalmente según se use con el verbo ser o el estar, por ejemplo es despierto o está despierto, es bueno o está bueno (guapo).

Creo yo que esta es una forma de desnudar el idioma, y que es necesario hacerlo para poder acercar éste a los alumnos. Sólo así, gradualmente y simplificando todas las explicaciones, sumado a un sinnúmero de prácticas y tareas enfocadas y funcionales, podemos aspirar a que llegue el día en que los alumnos se equivoquen cada vez menos.

Entonces: ser y estar ¿Es esa la cuestión? No, es mucho más simple, sólo depende de lo que el hablante, alumno o nativo, quiera decir y de cómo esta supuesta dicotomía es explicada por el maestro. ¿Qué dices tú colega? ¿Estás preparado o eres preparado? Espero que el uno y el otro.

Actividades berbo ser y estar encuéntralas al final del post.

Perdón por lo de "berbo" problemas con el teclado y no me permite editar
Hola. Yo soy un español nativo, y no termino de entender eso de "María eres gorda"...
¡Hola!

"María" es la palabra usada para dirigirse a la interlocutora de manera explícita. Así que, "María" tiene función de vocativo y debería estar separada del resto de la oración por una coma: "María, eres gorda".

Los vocativos se escriben siempre separados por comas, incluso aunque prosódicamente no se guarde pausa.

Este es el criterio recogido en la vigente Ortografía publicada por la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.