Salvador Dalí

  •  0
La mayor desgracia de la juventud actual es ya no pertenecer a ella.