Refrán

  •  0
No hay plazo que no llegue ni deuda que no se pague.