Oscar Wilde

  •  0
La ambición es el último refugio del fracaso.