Napoleón I

  •  0
Hay tantas leyes que nadie está seguro de no ser colgado.