Michel Eyquem De Montaigne

  •  0
Para juzgar cosas grandes y nobles, es necesario poseer un alma igual de grande y noble.