Maria Montessori

  •  0
La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.