Leonardo Da Vinci

  •  0
Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.