Hace no muchas semanas, el presidente argentino Nestor Kirchner anduvo, con una comitiva de funcionarios y empresarios, de gira de negocios por China, donde obtuvo aparentemente resultados comerciales muy fructìferos.
En el viaje de ida, estaba planeada tambien una reunion en Moscù con el presidente ruso Vladimir Putin, la cual se frustrò por razones de meteorologìa pero ello no impidiò que aunque no Putin con Kirchner funcionarios de alto nivel de Rusia y Argentina se encontraran.

Quisiera hacer dos observaciones a mi juicio muy remarcables de ambas reuniones:
1) Es sabido que estos intercambios comerciales internacionales sonsiempre un camino de dos vìas: "te doy èsto y me das aquello", "te compro esto y me compras lo otro". Pues bien, en Rusia uno de los requerimientos de los funcionarios rusos fuè que el estado argentino reconociera formalmente a Rusia como "economìa de mercado".
2) En China, ¡oh, sorpresa!, recibieron exactamente el mismo pedido departe de los funcionarios chinos. Averiguando un poco màs, uno se entera que, aunque China sea miembro de la Organizacion Mundial de Comercio (OMC), solo un puñado de paìses (especìficamente, N. Zelandia, Singapur, Malasia, Tailandia, Sudàfrica y Kirguizistàn, supuesto que èste ùltimo sea un paìs) le ha otorgado ya a China ese status. Adicionalmente, la UE publicò hace pocos meses un informe en el que, después de evaluar la economía china, le sigue negando el status de economía de mercado. No soy un experto en el tema, pero es evidente que tal situacion los joroba mucho a los chinos, seguramente en su comercio exterior.
Visto con un mìnimo de perspectiva històrica, no deja de ser extraordinario.
Hubiera sido impensable en època de Brezhnev - 25 años atràs, no mucho tiempo- pensar que estas cosas podrìan alguna vez suceder. Algo asì como que dentro de 20 años el Papa salga a decir que hay que hacerse musulmàn y que la virgen Marìa era lesbiana. Entièndaseme bien: rindo mi homenaje y me saco el sombrero ante los rusos. Hay que tener un montòn de cojones para admitir que estuvieron equivocados durante 60 años, que van a adoptar el sistema econòmico de su oponente y ademàs saber que la transicion va a tener una dosis impredecible de sufrimiento.Como colofòn de èste comentario: cuando China se incorporò a la OMC, el influyente diario chino "China Business Times" escribiò en tono patriòtico "Hoy es el comienzo de un cambio radical en la vida de la población de este país y del mundo. Hoy estamos más convencidos que nunca que el siglo XXI será la centuria de China". Como oposicion a la historia universal, hace unos dìas hojeo el inefable Pravda de las Pampas que atiende por el nombre de Pàgina 12, el cual en el obituario del escritor brasileño Jorge Amado recoge los sagaces panegìricos socialistas del mismo, que culmina - con envidiable olfato y sentido de la historia- pontificando "...

sigo creyendo que un escritor, un patriota y un hombre que ame a su país y a la humanidad debe luchar por el socialismo. Me refiero al socialismo con democracia; sin ella, será la falsificación del socialismo, como la tuvo la U.R.S.S. El socialismo es el futuro del hombre, no esa porquería que es el capitalismo".
Un visionario don Jorge Amado. Què lo pariò.
Es que èsta gente de izquierdas es asì. No son malos ¿eh?. No señor. De ninguna manera. Sòlo lerdos de entendederas.
Me recuerdan a mi abuelo cuando me explicaba las razones por las que un hombre nunca le debe pegar a una mujer:
"Hay dos razones, m'hijo", decìa el nono.
"La primera es ètica y principista: eso simplemente no se hace". "¿Y la segunda, nono?".
"La segunda, ragazzo, es que es en vano. ¡No aprenden!".
Peter Cantropus
Buenos Aires, Aryentain Ripablic
 2 3 4 5 6 7 8 18
Como colofòn de èste comentario: cuando China se incorporò a la OMC, el influyente diario chino "China Business Times" escribiò ... es el futuro del hombre, no esa porquería que es el capitalismo". Un visionario don Jorge Amado. Què lo pariò.[/nq]El problema con su analisis, don Cantropus, es que es extremadamente simplista. Usted ve una palabra como "socialismo" y reacciona como el toro ante la capa. Uno espera esa reaccion primitiva de parte de ciertas gentes, pero ciertamente no de un argentino, me explico? Todas las economias modernas, especialmente en los paises mas desarrollados, son una mezcla de mercado libre y economia dirigida, de capitalismo y socialismo. Yo no creo que queden muchos en el mundo de hoy que propongan una economia totalmente del estado.

O un sistema politico sin democracia. Tampoco hay en el primer mundo muchos, fuera de ciertos libertarios que en general estan a un paso del asilo siquiatrico, que digan que no debe haber intervenciones del gobierno en la economia. O sea que, en cierta medida, en el primer mundo somos todos socialistas al estilo Amado, give or take. Democracia politica, un estado que controla lo que debe controlar, el resto de la economia se maneja mas o menos libremente.

So far so good.
En el tercer mundo, en cambio, la cosa se pone mas compleja. La cuestion del "mercado libre", por ejemplo. Notara usted que son los que dominan las industrias los que promueven entre los pobres - y lo hacen con fervor talibano - las maravillas del mercado libre 100%, sin ninguna proteccion para los locales. Los laboratorios de Bolivia pueden y deben competir en igualdad de condiciones con Pfeizer, dice esta buena gente. Solo asi podra Bolivia, en el curso de los siglos, desarrollar una industria farmaceutica "global". Eso en lo que EEUU protege la vital industria del azucar, y la UE protege cuanta planta y bichito producen.
En cuanto a la democracia, que si bien es muy deseable en el primer mundo, en el tercer mundo es vista como un impedimento al orden y al funcionamiento de los mercados.
En fin, parafraseando a Hamlet, don Cantropus, "Hay más cosas en la politica, Horacio, que las que se sueña en tu filosofia.".

PINKO
No estoy de acuerdo con tu análisis, por varias razones.

Primero, porque planteás el tema como si fuese una cuestión de elección entre sistemas, y no es así. Tanto Rusia como China están obligadas a seguir determinados patrones para mantener sus economías dentro del marco mundial vigente de producción y comercio (por ejemplo, la necesidad de pertenecer a la OMC), y lo hacen sabiendo que los beneficios hoy en día son mayores que las desventajas (las cuales no son menores, si uno se fija en la reciente corrida bancaria rusa, por ejemplo).
Segundo, no existe un solo "sistema de mercado". Basta mirar a USA y Canadá para darse cuenta de que, pese a ser ambos países con economías de mercado, la red de contención social de un lado y del otro son notoriamente diferentes (por ejemplo, seguro de salud).
Tercero, asumís que el presunto conflicto entre 2 sistemas se parece a un conflicto entre personas (si no, no plantearías ante el cambio de sistema de los rusos "rindo mi homenaje y me saco el sombrero ante los rusos. Hay que tener un montòn de cojones para admitir que estuvieron equivocados durante
60 años, que van a adoptar el sistema econòmico de su oponente."), y dichoconflicto nada tiene que ver con reconocer un error o cambiar de sistema, sino con fenómenos más complejos. Con tu mismo criterio, podríamos decir que Argentina debería transformarse en una república del estilo soviético simplemente porque en los últimos 100 años pasó de ser un país rico a un país pobre bajo un sistema capitalista, lo cual es absurdo como argumento ya que el fracaso argentino no se debe exclusivamente a haber sido un país organizado bajo una economía de mercado.
Lo interesante de notar de tu escrito es que las palabras de Amado te conmovieron de alguna manera u otra. Si tan equivocado hubiese estado Jorge Amado, qué importancia tendría señalarlo? Seria simplemente el comentario de un desvariado más al que no debería prestársele atención.

Evidentemente, lo que Amado dijo (con razón o no) molesta porque los beneficios de la economía de mercado que benefician a Rusia o a China siguen brillando por su ausencia en América Latina. A excepción de Chile, desde la caida del muro en 1989 la sociedades del subcontinente se volvieron más dispares en la distribución de la riqueza, sin verse una salida clara al asunto. Dicho de otra manera, me parece absurdo plantear que en América Latina se debe dejar de cuestionar los problemas de la economía de mercado y se debe dejar de buscar alternativas al sistema vigente simplemente porque hoy los rusos y los chinos quieren ser llamados "economías de mercado".

Saludos,
Andrés
No estoy de acuerdo con tu análisis, por varias razones.

Lo que me parece absurdo es su planteamiento. Las opciones son claras: una opción es tomar el camino tradicional de los progres, que incluye el cierre de la economía, las políticas activas, los controles, una política distributiva clientelista y populista y los déficits fiscales financiados con emisión. Este camino llevaría a la Argentina a una repetición de los 80, sería volver al camino de la inflación, la fuga de capitales, el estancamiento y la decadencia.
La otra opción es una verdadera economía de mercado, competitiva y abierta. Esta vía supone optar por una política de equilibrio fiscal a rajatabla, un gasto público austero que no se ve, impuestos moderados, mantenimiento de la estabilidad monetaria, una apertura comercial generalizada con un tipo de cambio realista, un capitalismo competitivo (ni corporativo ni monopólico), una política distributiva limitada y focalizada realmente en los pobres, pero paternalista y condicionada. Este segundo camino es el único que garantiza (después de un duro y difícil reacomodamiento del aparato productivo) el crecimiento sostenible.
Yo creo que Kirchner entiende bastante esto último, el problema es que se ha metdio de lleno en el "corset" discurso progre del cual ahora le va a ser dificil salir.
Saludos, Andrés

Chuck
Lo que me parece absurdo es su planteamiento. Las opciones son claras: una opción es tomar el camino tradicional de ... una repetición de los80, sería volver al camino de la inflación, la fuga de capitales, el estancamiento y la decadencia.

Fuera de los elementos en (), la politica de la Administracion Bush. Especialmente lo de los deficits fiscales.
La otra opción es una verdadera economía de mercado, competitiva yabierta. Esta vía supone optar por una política de equilibrio ... un capitalismo competitivo (ni corporativo nimonopólico), una política distributiva limitada y focalizada realmente en los pobres, pero paternalista y condicionada.

La politica de Kirchner.
PINKO
sino con fenómenos más complejos. Con tu mismo criterio, podríamos decirque Argentina debería transformarse en una república del estilo soviético simplemente porque en los últimos 100 años pasó de ser un país rico a un país pobre bajo un sistema capitalista,

Brillante.
PINKO
Lo que se hizo en la Argentina fue una versión avanzada del capitalismo corporativo y prebendario. Esa es una de las cosas que hay que cambiar. Pero la alternativa no es retornar a un estatismo dirigista como quiere Kirchner invocando un keynesianismo, sino a una verdadera economía de mercado competitiva, sin privilegiados por la acción estatal. La alternativa no es compensar las discrecionalidades cometidas con nuevas discrecionalidades, ahora a favor de las corporaciones (y de los políticos?) que quedaron afuera en la oleada anterior.

La alternativa es reducir al mínimo la intervención estatal, siempre fuente de corrupción, y hacer que cuando ella sea imprescindible, sea a favor de la competencia y no en contra de ella. Que la intervención estatal se concentre en el combate de las mafias y no en la asociación con ellas como esta ocurriendo con la asociación del gobierno con la UIA para insertar el proteccionismo. La economía será así mucho mas eficiente, el crecimiento beneficiará a la mayoría y los corruptos tendrán muchos menos campos en los cuales operar.

Será desastroso para el país si la población es convencida que aquí fracasó el capitalismo a secas y que hay que volver al intervensionismo estatal. Allí no fracasó un capitalismo de mercado sino un capitalismo corporativo.
A mí el discurso de Kirchner me parece contradictorio. Por un lado dice que quiere un capitalismo eficiente y por el otro a veces sale con Keynes. La única manera de revertir el estancamiento y la pobreza es corrigiendo los gruesos errores de la última década, apostando a un capitalismo competitivo.

Chuck
Cuando te quedás sin argumentos es tu costumbre saltar a otro tema. Aqui se estaba hablando de Argentina no de Bush.
gasto público austero que no se ve, impuestos moderados, mantenimientode

la

Para eso tendrá que abandonar el discurso setentista y montonero. En materia económica solo se ve un proyecto heterodoxo, que apuesta al proteccionismo industrial, al capitalismo nacional y al distribucionismo a través de una creciente participación del Estado.
PINKO

Chuck

Para Bush las tropas
Para el país los montoneros
N. Carlos Kirchner
Que visionario? El tipo fue un comunista duro que se dio cuenta tarde de su error, aunque no abjura totalmente de él ya que sigue creyendo que en esa utopía que llama "socialismo con democracia". Imagino que socialismo se refiere a la redistribución de ingresos "taking from Peter to give it to Paul" pero eso ya sabemos hasta el cansancio que no funciona. Los actores economicos son por lo general mas inteligentes y si esto pasa dejarán de producir y buscarán otros rumbos.
Saludos,
Chuck
Jorge Amado recoge los
Mostrar más