Juan Pablo II

  •  0
El hombre es esencialmente un ser social; con mayor razón, se puede decir que es un ser familiar.