Juan Pablo II

  •  0
La espiral de la violencia sólo la frena el milagro del perdón.