Johann Wolfgang Goethe

  •  0
La multitud no envejece ni adquiere sabiduría: siempre permanece en la infancia.