Jacinto Benavente

  •  0
La vanidad hace siempre traición a nuestra prudencia y aún a nuestro interés.