Este juego se trata de citar algún famoso refrán y luego recomponerlo de alguna manera chistosa:

Reza el refrán: al que madruga Dios le ayuda. Pero yo digo queal que madruga... ¡le da sueño temprano! Emotion: stick out tongue
Al que madruga le toca hacer el desayuno.
Cuando un millonario pasa a mejor vida, sus herederos también.
Más vale prevenir que amamantar.
Caminante no hay camino, devuélvete.
Por aquí hay un contrarefrán para atacar el de "A quien madruga Diós le ayuda", lo debío hacer alguien a quien no le gustaba ver salir el sol y prefería levantarse a las 11 de la mañana, el caso es el siguiente:

Dos amigos van por la calle y uno de ellos se encuentra un billete de 500 en el suelo y dice: ¡¡ Vaya, a quien madruga Diós le ayuda!! y el otro amigo contesta: Nada de eso, mas madrugó a quien se le perdió. Emotion: big smile.
Reza el refrán: árbol que crece torcido jamás su tronco endereza, pero yo digo que árbol que crece torcido... ¡sirve para columpio!