Howard G. Hendricks

  •  0
La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón.