Es un fenómeno lingüístico que consiste en que una palabra (frase o enunciado) se exprese de distinta forma debido a la creencia de que ésa es la forma correcta. Por ejemplo, en español peruano generalmente se pronuncia suavemente la d entre vocales o a veces se omite completamente (en pronunciación rápida o descuidada): pescao por pescado, comido por comido, etc.

Generalmente los hablantes son conscientes de ello. Sin embargo, otros hablantes (usualmente usuarios de español como segunda lengua o hablantes de español de áreas no urbanas) se hipercorrigen y dicen bacalado, corredo, vacido. Como está mencionado antes, ello sucede porque creen que así están pronunciando mejor, pero no saben que las palabras en realidad son bacalao, correo y vacío.

Saludos
A mí me contaron la anécdota de una señora pobre y no muy culta que se ganó la lotería y comenzó a frecuentar gente más rica y sufrió este proceso de hipercorrección. Lo pasó muy mal la primera vez que tuvo que comer zanadoria. Emotion: rolleyes
Siento decir que este fenómeno del que hablas no se llama hipercorrección, sino ultracorrección.
AnonymousSiento decir que este fenómeno del que hablas no se llama hipercorrección, sino ultracorrección.
También se le conoce con ese nombre.
Gracias por el dato, había escuchado de casos como esos pero no sabía que tuvieran nombre.
mi abuela insiste, y mira que se lo hemos corregido mil veces, en llamar "alo de vera" al "aloe vera" a lo mejor hasta se piensa que es "Halo de vera"
Ambos términos son correctos.