Heráclito De Efeso

  •  0
Todas las leyes humanas se alimentan de la ley divina.