Henry Saint-John

  •  0
La verdad se asienta en un limitado ámbito; el error, empero, es inmenso.