Groucho Marx

  •  0
No es la política la que crea extraños compañeros de cama, sino el matrimonio.