Friedrich Nietzsche

  •  0
Olvida uno su falta después de haberla confesado a otro, pero normalmente el otro no la olvida.