Enrique Jardiel Poncela

  •  0
Suicidarse es subirse en marcha a un coche fúnebre.