1 2 3 4
Pues gracias a ti por la respuesta. Una pregunta trae otra: cual sería el grave insulto? Le he dado vueltas y no se me ocurre...

No veo mejor forma de agradecerte, que reproducir uno de los mas bellos y perfectos sonetos de la lengua, por tí aludido debajo.

SONETO CON ESTRAMBOTE
AL TÚMULO DEL REY FELIPE II
EN SEVILLA.
Voto a Dios que me espanta esta grandeza
y que diera un doblón por describilla,
porque, ¿a quién no sorprende y maravilla
esta máquina insigne, esta riqueza?
Por Jesucristo vivo, cada pieza
vale más de un millón, y que es mancilla
que esto no dure un siglo, ¡oh gran Sevilla!,
Roma triunfante en ánimo y nobleza.
Apostaré que el ánima del muerto
por gozar este sitio hoy ha dejado
la gloria donde vive eternamente.
Esto oyó un valentón, y dijo: -Es cierto
cuanto dice voacé, señor soldado.
Y el que dijere lo contrario, miente.-
Y luego, incontinente,
caló el chapeo, requirió la espada,
miró al soslayo, fuese, y no hubo nada.
haim

===
Haim:
Empezaré por lo que más te preocupa, y es qué insulto cabe añadiendo una 'r' a capeo. Pues... chapero, que es "homosexual masculino que se dedica a la prostitución" (DRAE).
El idioma español no es muy dado a que una confusión de una letra de origen a otra palabra completamente distinta, pues la redundancia del idioma y la inequívoca pronunciación fonética, lo evita. En chino, sin embargo, en que las vocales se musicalizan, y de acuerdo con la tonalidad las palbras presentan significados distintos, con la maldición que eso no es distinguible con la escritura alfabética, ya que la suya es ideográfica, la confusión es más que una posibilidad. Probablemente esa sea la causa de la circunspección oriental, en la que nunca puedes conseguir ni un sí ni un no tajante (y en los negocios, llega a ser desesperante si tienes prisa).

Ya que hemos citado a las fórmulas de cortesía francesas y al enriquecimiento de la lengua por sus contactos de frontera, puede resultar interesante relataer el posible origen d ela introducción de la palabra chapeo del francés chapeau.
Históricamente, las relaciones de Castilla con Francia habian sido buenas, mientras que las de Aragón se resentían de la lucha por el control de Italia, en donde competían.
Cuando el rey Católico Don Fernando casó con Doña Isabel de Castilla, se encontró con uno de los ejércitos más poderosoa de Europa, el castellano, que se utilizaba en la conquista de Granada. Y acabada la Reconquista, en 1492, Don Fernando lo utilizó para acabar con el litigio con Francia en el dominio de Italia. Las tropas del Gran Capitán vencieron a las francesas e incorporaron el territorio italiano a la corona de España, (creando de paso los legendarios Tercios españoles que enseñorearon Europa por más de un siglo, hasta ser vencidos en Rocroy por Francia). Y esas batallas renacentistas, no por feroces dejaron de ser caballerescas, por lo que ambos ejércitos intercambiaron fórmulas de cortesía y lenguaje.

La situación de batallas renacentistas se prolongó en el reinado del nieto de Don Fernando, Carlos I de España y Emperador de Alemania. En 1525, Carlos I venció en Pavia al rey Francisco I y lo condujo prisionero a Madrid, con mútuas muestras de cortesía que representaron el final del espíritu caballeresco y medieval de la época. Tras esa guerra, comenzó la Edad Moderna.
No es extraño que ya en 1550, la palabra chapeo fuera muestra de extrema cortesía cuando se inclinaba como señal de reconocimiento. La guerra con Francia y la rivalidad continuó, pues en 1557, Felipe II vuelve a derrotar a los franceses en San Quintín. En su recuerdo, Felipe II construyó el Monnasterio de El Escorial, en forma de parrilla, rememorando el martirio del santo.
Y al túmulo de Felipe II cantó Cervantes con el magnífico e irónico soneto que reproduces, y en el que el bravucón cala el chapeo como respuesta al soliloquio del soldado, sin estrambote.
Cervantes podía haber acabado el soliloquio del seor soldado con la fórmula castiza de ¡He dicho!, con lo que el bravucón le hubiera respondido ¡Bien dicho!, con lo que el soneto hubiera carecido de humor (verás que es otra forma de decir ¡Chapeau!). Y prefirió salirse del lugar común y entrar en el Parnaso.
¿Por qué dejó de usarse en España la palabra chapeo? Pues porque fue sustituída en 1650 por la plabra chambergo (del uniforme del mariscal de Francia C. Shömberg, en las guerras de Mazarino y Olivares descritas literariamente en "Los tres mosqueteros"). Otro galicismo, y todos tan contentos, pues la corte del Rey Sol fue ya el sumum de la cortesía, en un país que años después introduciría a una dinastía francesa en España.

Y todo esto a propósito de un sombrero.
Son cosas que pueden tatarse en este remanso que es alt.usage.spanish, y que veo que te llega por el 'crosputeo' que le llaman aquí y del que acabo de darme cuenta, gracias al cuál he tenido el placer de dialogar contigo.

Saludos
Aquilino
"Chichimeca" (Email Removed) skrev i en meddelelse
Caciques es la palabra para los señores de la guerra afganos, si hubieraun caudillo, los conduciría a todos. Eso trata de ser el presidente afgano.

(T. responde:)
Exactamente. Es el proyecto político del "caudillo" tradicional en Latinoamérica, tal como expuesto en el libro de John Lynch "Caudillos de Hispanoamérica.1800-1850" (1993). En realidad, cuando un terrateniente local, un cacique, había logrado una buena base de poder económico y social, tenía riqueza y hombres, solía pretender que sus dominios alcanzaran una escala estatal y nacional, quería convertirse en caudillo.

http://nettspansk.uib.no/~hans/ private/Cap.%204.htm#4.3.%20Caudillismo

Si sigues el enlace en la página de arriba, te encontrarás con un artículo muy intesante, con un significado más amplio (y diferente en la comparación entre la cultura ibero-católica y la de los anglosajones).

http://www.geocities.com/trabajoysociedad/AllubCaudillos.htm

saludos
T.
"diaspar" (Email Removed) skrev i en meddelelse
Estoy a la caza y captura de un libro titulado "La prostitución en Málaga" que quizá haga comprender porque los vikings "haben cornus"

Eso del "máximo rigor" me gusta mucho, y es
muy sabio, porque parece que el ejercicio más
generalizado en AUS es corregir a la gente que
se levanta con el pie izquierdo :-)
Aquí en la comunidad vikinga se nota con gran
satisfacción, que aún en el "sur profundo" los
cuernos son objetos de escrutinio serio e imparcial. Por otro lado existe cierta desconfianza a los
motivos del interés, dado que tambíen conocemos
el dicho "poner los cuernos a uno". De todas maneras no tenemos nada en contra de detalles sabrosos, y
quien publique tales cuentos, le levantamos hasta los cuernos, siempre que fomenten la reputación viril de nuestros antepasados, evitando el ataque al honor vikingo. Si no, le mandamos al cuerno :-)
saludos
T.
PS. El Rey Juan Carlos en la TVE Internacional:
un buen discurso..y felicitaciones con motivo de
celebrarse "los 25 años".
Hola Morcillo.
Si seguimos lo que dices, un cabecilla es un termino mas autoexplicito que caudillo.
El acartonamiento seria usar caudillo en vez de cabecilla o Paladin, que es por definicion un senor de la guerra.
El meollo del anquilosamiento del hablar de los espanyoles es que solo lo que han oido en el pueblo les parece bien.
Mejores acepciones, si no se han escuchado ante el fogon familiar, son malas.
Como puedes comprender, el acartonamiento proviene de un enorme provincialismo que deriva en ignorar otros terminos y produce una colectiva ignorancia linguistica en la region iberica.

Se puede decir que es ignorancia derivada de una actitud mental cerrada, cuadrada y temerosa de lo nuevo.
Otro tema:
Dices que no sabes a que atenerte con mis maneras, si hablo medio en broma o medio en serio. Aquilino, yo mismo no lo se; asi es mi manera natural; pero si difiero contigo o te peleo algunos puntos , no menguan en nada la admiracion y aprecio que siento por tus escritos.

Como con los de Perdomo; solo que el se lo toma, lamentablemente, a pecho. Leopoldo, amistad y paz, aunque peleemos virtualmente. Vale?

Salud y curvas, Paco.
Exactamente. Es el proyecto político del "caudillo" tradicional en Latinoamérica, tal como expuesto en el libro de John Lynch "Caudillos ... social, tenía riqueza y hombres, solía pretender que sus dominios alcanzaran una escala estatal y nacional, quería convertirse en caudillo.

http://nettspansk.uib.no/~hans/ private/Cap.%204.htm#4.3.%20Caudillismo
Si sigues el enlace en la página de arriba, te encontrarás con unartículo muy intesante, con un significado más amplio (y diferente en lacomparación entre la cultura ibero-católica y la de los anglosajones). http://www.geocities.com/trabajoysociedad/AllubCaudillos.htm

Muy interesantes los enlaces, aunque disiento sobre la visión católica del caudillismo como política basada en influencias y amigos. No creo que en esto la iglesia católica haya tenido la más mínima influencia, excepto porque no incentivó la acumulación de capital como el protestantismo. Pero aquí no hay que enfrentar protestantismo contra catolicismo, sino contra la inmensa mayoría de las religiones, donde la pobreza es una virtud. Mientras leía tus enlaces no he podido dejar de reconocer la semejanza del amiguismo político que se plasma en ellos con otras situaciones actuales, principalmente en los países africanos, donde el caudillismo tribal es muchísimo más fuerte que en la Hispano-América actual. Estos países no son católicos, por lo que el amiguismo político proviene de otras causas sociales.

Bubi,
Guiri:
Sobre cuernos, vikingos y seriedad...
Según tengo entendido, el que los vikingos usaran cuernos adornando sus cascos es tan camelístico como que los escoceses llevaran faldas con cuadros que determinaban el clan al que pertencían, ya que esto no fue más que una invención de un avispado comerciante en paños inglés que vendió su excedente textil inventándose la leyenda en el siglo XIX.
El origen de los cuernos en los cascos vikingos es aún más reciente, pues creo que el origen está en una película muda de Hollywood de principios dle siglo *** (algo parecido al saludo romano brazo en alto, cuyo modelo se inventó en otra película muda "de romanos", y ¡copió el fascismo!).

Sn embargo, en los países nórdicos la expresión cornudo tiene el mismo signficado que en los latinos, pero además, los cuernos tiene tradición propia.
Los vikigos bebían el hidromiel y la cerveza en cuernos -supongo que les sabría mejor que en el cráneo de sus enemigos antes de que las walkirias se la sirvieran en la Wahala -, y avisaban de sus movimientos a distancia con el sonido del cuerno, nombre que ha pasado a un instrumento musical de viento.
Precisamente en Copenhague, y en el centro de la plaza principal, en la que está el viejo Hotel Palace (no recuerdo el nombre), existe un monumento en el que se representa a un grupo de vikingos en el ademán de tocar los cuernos (musicales).
Los daneses son conocidos como los "latinos del norte" por los nórdicos, y le pregunté a un amigo por el significado del grupo escultórico. Me dijo que era un aviso, pues los cuernos sonarían cuando pasara por delante una virgen mayor de 15 años de edad, ¡y llevaban un siglo mudos!

Como contraste (cuestiones de seriedad), frente a la catedral de Estocolmo hay otro grupo escultórico de San Jorge alanceando a un dragón. San Jorge representa a Suecia y el dragón a Dinamarca, en un lance medieval. Aquí no hay broma alguna (aunque tengo amigos suecos más chistosos que los andaluces).
Saludos
Aquilino
.
Paco:
En cuanto al propósito de tus intervenciones, no me cabe duda alguna: tocar las narices (en vez de narices puedes decir huevos, pero creo que en México esta palabra es impronunciable, por lo que pon blanquitos).

Y no dudo que ciertos individuos se los merezcan, pero el sistemático empleo de la forma de sinécdoque te convierte en racista. Imagínate que alguien dijera eso de "los mexicanos" o "los judíos". Pues se merecería que te dirigieras a él con tus peroratas, pero no a todos los connacionales de tu bárbaro interlocutor. Por eso, el derecho a defenderte y a atacar, así como a denunciar el anquilosamienteo lingüístico, nadie te lo discute, pero esto no tiene nada que ver con el insulto gratuito a un colectivo, pues entonces te colocas al nivel de insultos de Gurriato; y él te gana en veterana sabiduría (tampoco creo que pretenda otra cosa más que tocar las narices, al igual que tú, pero todo son suposiciones).
Por ejemplo, nadie ignora en España que el término aeromoza es aceptable, e incluso utilizable para evitar la redundancia, al utilizar repetidamente la palabra azafata. Pero tú te empeñas en que la palabra azafata no se puede utilizar. Te pones al mismo nivel de los intolerantes lingüísticos, sean españoles o guatemaltecos (es un decir).
En cuanto a la palabra cabecilla, no siempre es inercambiable con la de caudillo. Un caudillo es siempre cabecilla, pero un cabecilla no siempre es caudillo.
El cabecilla de una pandilla infantil, por ejemplo, no ejerce caudillaje alguno, aunque se dedique a robar y matar. Cuestión de grados, pues la parte nunca puede ser mayor que el todo en un sistema; y esto es cuestión de lógica.
Saludos
Aquilino
el amiguismo siempre existió. Leyendo sobre la historia de Roma y los tiempos de la República me parece que todas esas guerras civiles se hacían en gran parte por las coaliciones que tenían unos señores con otros. Y por cada uno de esos señores, mayores o menores, estaban otros subordinados a ellos, así como gente más o menos ordinaria que tenía cierta dependencia de los señores y se les denominaba "clientes". Estas relaciones llegan hasta el presente, aunque en los partidos políticos están un tanto camufladas bajo la charlatanería ideológica. Este travestismo puede hacer pensar al observador superficial que todo lo que hay en torno a los partidos políticos con es otra cosa que ideología.
leopoldo.

El escepticismo hace posible el avance de la ciencia. Leopoldo
URL: http://leopoldo.perdomo.com /
URL: http://leopoldo.perdomo.com/short-stories.html
Mostrar más