Benjamin Franklin

  •  0
El que vive de esperanzas corre el riesgo de morirse de hambre.