Benjamin Franklin

  •  0
La pereza viaja tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla.