Baltasar Gracián

  •  0
Señal de tener gastada la fama propia es cuidar de la infamia ajena.