Baltasar Gracián

  •  0
La queja trae descrédito.