Arthur Schopenhauer

  •  0
La cólera no nos permite saber lo que hacemos y menos aún lo que decimos.