Anatole France

  •  0
Es preciso elevarse con las alas del entusiasmo. Si se razona, no se volará jamás.