Ambrose Bierce

  •  0
El elector goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros.