El 6 de agosto de 1945 el cielo chocó con la tierra.

Ese día las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, Japón, fueron volatilizadas.

El primigenio acto de terrorismo tuvo y tiene como débil sustento justificatorio a la necesidad de acabar con una guerra que ya había costado muchas vidas, sentando así un precedente inolvidable e impostergable, indigno y miserable, al momento de pensar cómo se construye el poder del país que hoy continúa arrasando países teniendo como uno de sus objetivos el evitar la construcción y el uso de armas de destrucción masivas por parte de poderes que no comparten sus objetivos estratégicos, y en nombre de la democracia y la libertad, que nadie delegó en sus poderes.

El imperio de la mentira y la destrucción parece inevitable a la luz de que hoy día, 60 años después de la destrucción de las ciudades, los mismos argumentos se esgrimen en nombre de las mismas razones. No sería demasiado extraño que el suceso se reitere, entonces.

El 6 de agosto de 1995, cuando en el entonces Emperador Hiroito recordó la rendición del Japón intentando transmitir que tal suceso había sido un logro sin precedentes en la historia de su país, un premio costoso, un éxito tal vez olvidado.
Pero no logró su cometido el Emperador, puesto que el pueblo que lo escuchaba en la plaza no festejó sino que se arrodilló y lloró. De vergüenza y de dolor.
En ese momento los hibakushas sobrevivientes al ataque nuclear todavía decían de las "raras enfermedades" que los bombardeos habían provocado, del inmenso terror, y de las secuelas que, aún hoy día, continúan aflorando bajo el manto de silencio, no piadoso sino cómplice, de los que detentan la renunciada posibilidad de decir la verdad sobre el suceso y sus proyecciones.
Los que al parecer no renuncian a esta posibilidad, por lo que yo sé, son los nisei (hijos de japoneses, nacidos fuera de Japón), quienes se han hecho herederos de la verdad en silencio, de "la infinita paciencia en la espera por el cobro heredado", como me dijo hace muchos años Endo Tobahashi, mientras me daba instrucciones para actuar correspondientemente en la Ceremonia del Té a la que yo, único no japonés que estuvo presente en el evento, por invitación del jefe de la familia Tobahashi.

Lindos recuerdos.
Los míos, no los de Tobahashi.
RLunfa
1 2 3
Pobrecitos los ponja
http://en.wikipedia.org/wiki/Nanjing Massacre
JFK
Hiroshima y Nagaski fueron objetivos civiles.
RLunfa
Pobrecitos los ponja
Massacre
JFK
Un claro ejemplo de lo que son las armas de destrucción masiva en manos de salvajes.
Saludos,
VV
Un claro ejemplo de lo que son las armas de destrucción masiva en manos de salvajes.

Hoy tuvimos una luenga discusion sobre el tema con unos amigos. No es tan simple.
1. Si el objetivo era terminar la guerra, ese objetivo se logró. Basado encomo se había desarrolado el resto de la guerra del Pacifico, lograr la rendicion de Japon podria haber sido una lucha larga y costosisima, requiriendo la invasion de Japon.
2. La idea de asesinar decenas de miles de civiles para apresurar larendicion del enemigo ya habia sido ensayada. El instrumento en este caso fue distinto, pero mas gente murio en Dresden o Tokio o Hamburgo con los bombardeos incendiarios que en el primer dia en Hiroshima.
3. Los EEUU habian peleado practicamente solos la guerra del Pacifico. Conla rendicion de Alemania, el clima politico era fuertemente "acabemos con esto de una vez".
Es facil mirar desde el 2005 y decir que fue una salvajada, pero hay que ponerse en los zapatos de Truman en ese momento para ver que fue una decision muy compleja. Y, en ultima instancia, "exitosa", en el sentido en que logro que se rindieran los japoneses.
PINKO
Recomiendo el libro "The Good War" por Studs Terkel, un periodista famoso y victima de McCartismo en su tiempo, siempre muy "liberal y pacifista" (asi dice el libro). La unica guerra que aprueba y por eso la llama "The Good War" es la de 39-45. Es de unas 1500 paginas, creo.

Es recopilacion de recuentos orales de los veteranos de guerra americanos en su mayoria, pero de algunos polacos, canadienses y rusos, de las mujeres que trabajaban, de los prisioneros de los campos de concentracion, etc.
Lo que dice Pinko es más o menos lo que pensaba la gente de aquel entonces. Veían el bombardeo como el unico medio para terminar rápido con la guerra. Y estaban seguros que era necesario para la rendicion de Japon, porque veian que pasó en las primeras islas japoneses que costaron mucha sangre a los soldados y a los civiles tambien.

Los recuerdos de los que estaban en la retaguardia son semejantes: Al escuhar la noticia, era el alivio: Ahora la guerra va a terminar.

La segunda bomba ya no la vieron asi muchos. Pero otros muchos la explicaban como una necesidad para demostrar que "tenemos muchas bombas asi y estamos dispuestos a continuar haste que se rindan" (en realidad, la decision ya fue tomada de rendirse).
Asi que desde el punto de vista de aquella gente, cansada de la guerra, no era salvajada. No olvidemos que hasta Stalin aplaudio y prestó ayuda practica: los primeros oficiales aliados a presentarse alli y evaluar los resultados a pedido de los EEUU fueron dos oficiales de la embajada rusa quienes enviaron el reporte de reconocimiento, etc. Los rusos participaron tambien en la seleccion del blanco, aunque no sabian que era para una sola bomba, sino creian que se trataria de un ataque masivo con bombas incendiarias con fines de presion.
Pero, Pinko, no olvidemos, que para Truman esos aspectos que "vendia" con exito a las masas, eran secundarios. El primer objetivo era mostrar al mundo quien era el más fuerte y poderoso. Y no era la suerte de los civiles ni de los militares (en fin, los mismos chicos) que le importara.

Saludos,
George

...
Y desde qué año uno debería observar estos hechos? Se los observa por el resultado y la secuela, y nada más.

Que los american citizens laven su conciencia con poder y refugiándose en el hecho consumado, no hace posible que uno mire la guerra del Peloponeso in situ.
RLunfa
Es facil mirar desde el 2005 y decir que fue ... en el sentidoen que logro que se rindieran los japoneses.

Y desde qué año uno debería observar estos hechos?

Buen, me exprese mal, no entremos en un debate sobre palabras. Lo que quiero decir es que para entender la historia, hay que tratar de ubicarse en el periodo historico que se esta estudiando, con la informacion con que contaba la gente en ese momento, no usar la manera de pensar de hoy para juzgar los actos de personas en otras epocas.
Se los observa por el resultado y la secuela, y nada más.

Puede ser. Pero insisto que si miras el dilema de Truman como "o acabamos con esto ahora, o la seguimos peleando mano a mano, isla por isla, quien sabe por cuanto tiempo y a que costo", la decision es mas comprensible. Y el resultado fue que si, se termino la guerra. Eso es innegable.
Que los american citizens laven su conciencia con poder y refugiándose enel hecho consumado, no hace posible que uno mire la guerra del Peloponeso in situ.

Esto si que no lo entendi.
PINKO
Pero, Pinko, no olvidemos, que para Truman esos aspectos que "vendia" con exito a las masas, eran secundarios. El primer ... Y no era la suerte de los civiles ni de los militares (en fin, los mismos chicos) que le importara.

Los aliados ya habian perdido esa sensibilidad que tendriamos hoy sobre la suerte de los civiles (dejo abajo mi comentario en otro posting). Yo creo que el primer objetivo era terminar la guerra. Y eso es consistente con lo que sucedio en Europa, en donde el apuro por terminar la guerra llevo a la tremenda injusticia de abandonar Polonia (salvarla era dificil) y Checoslovakia (que facilmente podria haber sido salvada) en manos de Stalin.

PINKO
Mostrar más